Pontejos

Pontejos

Arquitectura religiosa

Iglesia de San Juan Bautista


La actual iglesia fue edificada en el año 1946 y sustituye a la antigua parroquia ubicada en el Barrio del Otero. El nuevo templo tiene una localización más acorde con el desarrollo de la vida de Pontejos.

Se trata de un edificio de planta única, sacristía, coro alto y torre junto a la cabecera. Fue construida con los materiales propios de los años cuarenta aunque intenta conservar evocaciones al sillarejo manteniendo el espíritu barroco de los templos cercanos.

Su estética y su gran espacio interior está en consonancia con las necesidades de culto de la época. Su exterior muestra grandes desproporciones pretendiendo retomar las formas tradicionales de la arquitectura religiosa prototípica y en el interior podemos ver elementos tradicionales como un arco toral o la disposición de los pilares a lo largo de la nave.

Ermita de San Juan


Está ubicada en el Barrio El Otero, junto al parque de Matías Laza. Realizada en piedra de sillería aprovechando elementos del antiguo templo parroquial en el año 2006.

Arquitectura civil

Casona de los Gómez Herrera


Situada en el Barrio del Otero, fue construida por la familia Gómez Herrera. La edificación cuenta con una gran portalada que da paso al recinto donde se encuentra la que fue la casa-palacio de la familia.

Como marca la tradición del siglo XVIII, la construcción dispone de dos alturas. En el segundo piso se ubicó el escudo de la familia, en cuya labra apenas se pueden distinguir dos leones que hacen de soporte.

En el primer cuerpo se puede observar una puerta con arco de medio punto, sobre el que encontramos un ático rematado con una cornisa.

La portalada cuenta también con un reloj de sol en el que, con dificultad, puede leerse 1768/3 indicando su cronología.

Por esta puerta accedemos a un irregular patio interior que lleva a la casona. La edificación es longitudinal y una de sus fachadas actúa como principal. Este frente ha sufrido varias transformaciones, aunque conserva dos arcos de cantería.

La construcción se caracterizada por el gran número de vanos que se abren en sus lienzos.

La ubicación del escudo en una de sus esquinas sigue la línea estética del siglo XVIII y, a partir de esta fecha, se comenzarán a ver colocados en los laterales abandonando el frente de la fachada.

Uno de los motivos es favorecer los distintos puntos de visión para aquel que transitase por los caminos que rodean la construcción. De este modo cumple una función de distinción familiar desde el exterior.

Pontejos
Pontejos

Escuelas


En el siglo XIX, la localidad de Pontejos contaba con un centro de primeras letras, donación del Marqués de Valdecilla como ocurrió en otras poblaciones de Cudeyo.

Cuenta con las características propias de las edificaciones dedicadas a la enseñanza en la época. En su fachada podemos ver una placa como muestra de agradecimiento a la donación de 1923.