Gajano

Gajano

Iglesia de San Martín

IGLESIA DE SAN MARTÍN

La construcción de la Iglesia de San Martín se desarrolló en tres etapas entre los siglos XVI y XVIII. Inicialmente, el templo fue diseñado para ser de única nave. En el siglo XVII se amplió con las dos estrechas naves adyacentes que se construyeron en 1612 como capilla familiar y finalmente, en 1692, se concluye la obra.

La edificación está estructurada en tres naves: una cabecera rectangular, sacristía, coro alto a los pies y torre en el eje central. La nave central tiene un mayor peso arquitectónico y está organizada por arcos de medio punto, a excepción de la cabecera que se abre por medio de un arco apuntado. La construcción distingue dos alturas que evidencian dos aspectos: la menor altura de ambas naves laterales y la solución que se da al desnivel generado por los soportes.

Según diferentes documentos, la familia Riva Herrera ejerció el patronato sobre este templo y la capilla mayor estuvo destinada como lugar de enterramiento para sus integrantes.

En el siglo XVI, aparece este linaje como responsable de la construcción y en el siglo XVII los Riva Agüero impulsaron una reforma que supuso un notable cambio estético con respecto al plan inicial. Entre ellos, el perfil exterior de cajón, que se ve alterado por el atrio añadido en el año 1735.

La diferencia de altura entre la nave principal y las colaterales, apenas se percibe desde fuera gracias al enmascaramiento de la estructura. Sobre la esquina meridional del tejado podemos ver un reloj de sol. En relieve distinguimos un personaje acompañado por un ángel y una figura humana ofreciéndole un objeto.

Ya en el interior, la Iglesia de San Martín cuenta con un retablo mayor de estilo churrigueresco de 1723 en el que se puede observar a San Martín, San Ambrosio, San Jerónimo y la Coronación de la Virgen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.