Agüero

Agüero

Castillo de Agüero

CASTILLO DE AGÜERO

Se encuentra ubicado frente a la Iglesia de San Juan. Esta construcción destaca en el conjunto de Agüero por ser la más antigua y por su singularidad en el patrimonio arquitectónico de Marina de Cudeyo. Se trata de una fortaleza medieval que estaba destinada a enfrentarse a los enemigos que se aproximasen por tierra.

Es una construcción del bajo medievo conocida como casa-torre rural de las vías costeras. Se trata de una torre señorial con una estructura típica de las casas-torre que seguirá presente durante el siglo XVI. Esta fortaleza, además, forma parte de una concentración de fortificaciones que caracterizó al conjunto defensivo de Santander y Marina de Cudeyo.

Su autoría se atribuye al primer miembro de la familia, Pedro González de Agüero, quien quiso aunar fortaleza y habitación del señor feudal.

Luce planta rectangular que cuenta con cuatro cubos circulares en las esquinas. Su fachada principal dispone de cinco pequeñas ventanas, reduciendo la iluminación y preservando la idea de defensa de este tipo de construcciones. El resto de aperturas del muro se limitan a pequeñas saeteras en las estructuras circulares o distribuidas por la pared.

El Castillo de Agüero cumple dos funciones: por un lado, ejercer el dominio feudal sobre su territorio y, por otro, defender el linaje de la familia desde una fortaleza. Este diseño o solución arquitectónica fue característica en las familias feudales en la Cantabria bajomedieval.

La distribución interna del castillo se realizó siguiendo el diseño habitual en este tipo de construcciones cántabras bajomedievales. La planta baja estaba destinada al cuerpo de guardia, cocina y caballerizas; la planta principal contaba con un salón para la vida común; la segunda estaba reservada para el dormitorio de los señores; la tercera para los criados y gentes de armas y la última para la vigilancia.

Se cree que originariamente contaba con más altura como otras torres defensivas de la época. Esto serviría también para unificar espacios defensivos y residenciales en un único edificio, por lo que se construyó más ancha que otras en las que se separaba la torre-fuerte de las dependencias señoriales.

La mayoría de los estudios datan esta torre en los siglos XIII y XIV, aunque existe un debate historiográfico debido a las remodelaciones. Cabe la posibilidad de que conserve restos de una edificación anterior, pues al menos su cuerpo alto corresponde a los últimos años de la Edad Media. En cualquiera caso resulta imposible conocer la fecha de su última reconstrucción. Uno de los motivos por los que se cree que debió ser torre y palacio en un solo bloque es la necesidad de unir vivienda y fuerte en la Edad Media. Ya en documentos de venta de bienes pertenecientes a la familia Velasco, se describen posesiones que tomaron de los Agüero tras las guerras banderizas y en los que figura una torre sin tejado mencionada como “la Casa y palacios antiguos de Agüero con su cava”

La construcción tiene cuatro inscripciones grabadas que ponen de manifiesto la restauración del castillo en el siglo XVII. Resalta la idea de prevalencia de los logros familiares, indicando cómo la activa intervención de la familia en la historia de la Trasmiera bajomedieval quedó plasmada en noticias históricas y en la leyenda popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.