Ruta 2 – Setién y Orejo

Iniciaremos este recorrido en la Iglesia de San Vicente de Setién, ubicada sobre una elevación dominante sobre el entorno y correspondiente al siglo XVII, con torre blasonada a los pies. Esta iglesia estuvo históricamente unida al inmediato solar del apellido Setién, toponímico del pueblo, con una casa-torre de origen medieval muy remodelada en el siglo XVIII por D. Pedro de la Puente Mazas, primer Conde de Casa Puente, que ocupó importantes cargos durante el reinado de Carlos III. La finca es particular, por lo que nos limitaremos a verla desde el exterior, pero situados frente al pórtico de la iglesia y mirando hacia el sur, podremos disfrutar de una amplia panorámica, con Mesa de Interpretación sobre Peña Cabarga y el Pico Castillo, así como los agrestes macizos del Miera y del Asón: Las Enguinzas, Porracolina, Mortillano y Peña Rocías, etc…


Iglesia de San Vicente (Setién)

Descenderemos desde la iglesia, saliendo del recinto señorial entre dos cubos coronados por picos, y continuando de frente en el primer cruce, en el Barrio Vayas, quedando a la derecha una bonita casona del siglo XVIII. Luego cruzaremos la carretera de Rubayo a Puente Agüero junto a un sencillo humilladero, y continuaremos nuestro descenso por una pista que recorre una extensa mies que se reparte entre los pueblos de Setién y Orejo, teniendo como telón de fondo las cumbres merachas de Las Enguinzas y Somo de Noja, así como Peña Cabarga. Ignoraremos sendos desvíos a la derecha y alcanzaremos el Barrio El Rongal, perteneciente a Orejo, girando a la derecha en el primer cruce, y cambiando completamente de dirección, ahora hacia el Oeste.

 Orejo

Seguiremos esta nueva pista hasta el Barrio Barreda, también de Orejo, al cual no entraremos, sino que lo rodearemos por la derecha, yendo en sendas bifurcaciones a la derecha. Descenderemos hacia una amplia mies, por la que retornaremos a Setién, girando a la izquierda en una bifurcación, y luego a la derecha e izquierda en sucesivas bifurcaciones. La pista asciende suavemente a través de la mies, y alcanza finalmente la carretera de Rubayo a Puente Agüero, que cruzaremos y seguiremos brevemente hacia la derecha, dejándola y subiendo por el primer desvío a la izquierda, a través del Barrio Bresaguas. Al coronar un alto dejaremos esta carretera para tomar a la derecha un camino que nos conduce directamente al Cementerio de Setién, donde giraremos a la derecha para ascender por una carreteruca al cotero en el que se levanta la Iglesia de San Vicente de Setién, en la que cerramos este circuito por algunos de los barrios del pueblo y del vecino Orejo.