Patrimonio Cultural de Rubayo

ARQUITECTURA RELIGIOSA

  • IGLESIA DE SAN MIGUEL


Sencillo templo de nave única, coro alto y torre a los pies. La cabecera mantiene los ecos de una primera fase a mediados del siglo XVI, mientras que el resto de la nave así como la torre, verían realizada su fábrica en las siguientes centurias. Sobre esta iglesia de San Miguel ejercerá patronato la familia Setién Salazar.

Se compone de nave única rematada en amplia cabecera con testero recto. Carece de capillas laterales y su nave central se divide en tres tramos. Construida en su totalidad en sillarejo, ha sido revestida por un revocado de cemento que únicamente respeta los sillares que conforman los contrafuertes, ángulos de la torre y campanario. Cuenta con un retablo churrigueresco, obra de Jerónimo de la Revilla, compuesto por tres calles, que alojan la imagen titular de San Miguel y el Calvario.

  • RUINAS DE LA ERMITA DE SAN ANDRÉS


De comienzos del XIX datan las primeras noticias que aluden a la existencia de una ermita bajo esta advocación. A pesar de sucesivas reparaciones, el templo sucumbió con motivo de las intensas lluvias, derrumbándose en 1963.


ARQUITECTURA CIVIL

  • TORRE DE RUBAYO

En el barrio que lleva su nombre existió una edificación que fue posesión de los Miranda de Trasmiera. Dicha torre tuvo un escudo. De lo que fue este gran solar, hoy en día reconvertido en explotación ganadera, aún se conserva su portalada sencilla, con arco escarzano y remates de bolas.

  • CASA Y ERMITA DE ORUÑA

Restos de una gran edificación se funden con la maleza en el Barrio de Huertas. Los restos actuales nos muestran una casa a medio camino entre el estilo regionalista y la tradición barroca. La presencia de diversos elementos característicos nos lleva a pensar que se trata de una obra de principios del siglo XX, con claros recuerdos de la estética barroca. La ermita poseyó una gran espadaña sobre el arco escarzano.

  • CASA BARROCA

En el Barrio de Arriba encontramos el único exponente de casona barroca que podemos ver en Rubayo. Respeta la tipología impuesta en el siglo XVII con dos pisos separados por línea de imposta, doble arquería de medio punto en el inferior, zaguán, cornisa a modo de remate y alternancia de sillarejo para lienzos y sillares para marcos.

  • AYUNTAMIENTO


En este edificio vemos cómo se han adoptado las soluciones arquitectónicas fijadas para las casas consistoriales desde comienzos del siglo XX. Organizado en dos alturas, presenta un gran desarrollo longitudinal, en la que un cuerpo central es limitado por dos menores que acotan sus esquinas.