Patrimonio Cultural de Pedreña

ARQUITECTURA RELIGIOSA

  • RESTOS DE LA PRIMITIVA IGLESIA DE SAN PEDRO DE AMBOJO. CEMENTERIO


En el siglo XVI debió emprenderse la construcción del primitivo templo de San Pedro. La dependencia del territorio conocido como Ambojo respecto a la parroquial de San Bartolomé de Vedía convirtió a este templo en una pequeña ermita, que pretendía cubrir las necesidades espirituales de un barrio sometido a la autoridad eclesiástica de la parroquia de Elechas.

Debió de tratarse de un templo con planta de cruz latina. Entre 1692 y 1731 se llevan a cabo las principales modificaciones: la edificación de la torre, la separación de la capilla de San Roque y el reforzamiento de la capilla del lado del Evangelio.

Esta primitiva iglesia fue destruida en la Guerra Civil y de ella no se han conservado más que algunos escasos restos en el cementerio de la localidad.

  • IGLESIA DE SAN PEDRO


Este templo constituye una auténtica muestra de indefinición constructiva que caracterizó la arquitectura en los años sesenta del siglo XX. Aspira a mantener la tradición local, utilizando peculiaridades de edificaciones religiosas de la comarca: cabecera recta, preeminencia de la nave central, torre a los pies, remates decorativos en bolas. Esto se contradice con la “modernidad” de su interior, fiel reflejo del tono estético del siglo XX, con la incorporación de nuevos materiales, la presencia de grandes arcos triunfales y de 
mural bizantinizante
. Fernando Calderón será el autor de la decoración presente en el templo de Pedreña, donde el contraste entre la estética exterior e interior potencia su efecto de indefinición estilística.

 


ARQUITECTURA CIVIL

  • CASA BARROCA


En el Barrio de la Consolación encontramos la muestra más antigua en Pedreña de arquitectura civil. La presencia de orejas en sus vanos nos remite a una cronología cercana al siglo XVIII. Esta casona repite las soluciones asimiladas por la arquitectura en esas fechas: desarrollo longitudinal, distribución en altura con dos pisos separados por línea de imposta, doble arcada en el cuerpo bajo y amplio zaguán.

  • CASA DE LOS PADRES JESUITAS


También conocida como “Casa del Conde Portillo,” parte de la actual sede jesuítica perteneció a la familia Rubalcaba. La portalada que cerca el conjunto pretende conservar el aspecto militar que caracteriza a las casonas más antiguas de Cantabria.

En el interior de la corralada se encuentran las modernas dependencias jesuíticas y, adosadas a ellas, el frente y parte de los laterales de esta casa de los Rubalcaba. Acoge una escalera como solución arquitectónica y elemento diferenciador.

Bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, una pequeña capilla exenta se sitúa junto a la vivienda. Además, frente a esta casa de los Padres Jesuitas puede verse un sencillo monolito dedicado a la Virgen.

  • CASA DE NOCEDAL

En Pedreña es destacable la casa que construyó a principios del siglo XX como residencia veraniega D. Ramón de Nocedal, director del periódico “El siglo Futuro”.

Carecemos de datos fidedignos que permitan localizar dicho edificio, aunque existen en el Barrio del Monte restos que pueden corresponderse con él. De lo que fue vivienda apenas se conservan restos de consideración.

  • ESCUELAS


Las escuelas de Pedreña se desarrollan longitudinalmente, cumpliendo los postulados de acomodación a las necesidades de acceso e iluminación. Modesta aplicación del modelo que para la arquitectura escolar se impone en todo el ayuntamiento.