Patrimonio Cultural de Gajano

ARQUITECTURA RELIGIOSA

  • IGLESIA SAN MARTÍN


El templo conoció tres etapas constructivas desarrolladas en varios momentos, desde el siglo XVI al XVIII. Fue inicialmente concebido para ser de nave única.

La planta de este edificio refleja una estructura de tres naves, cabecera rectangular, sacristía, coro alto a los pies y torre en el eje central de la Iglesia. Todos los tramos se cubren con bóvedas de crucería estrellada de cinco claves, a excepción de la nave central. Arcos de medio punto organizan la nave central, a excepción de la cabecera que se abre por medio de uno apuntado.


Ya en el interior, encontramos en el testero, un retablo mayor de estilo churrigueresco. En abril de 1723 se contrataba su construcción con los maestros arquitectos: Jerónimo de la Revilla, Juan de las Cavadas y Félix y Lorenzo de Rivas.  Dividido en tres calles, su escultura representa en el piso inferior a San Martín, San Ambrosio y a San Jerónimo, el ático se dedica a la Coronación de la Virgen.

  • ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES


Esta ermita perteneció a la casa de Rivero, rama de la amplia genealogía Riva Herrera. Lo más importante de esta construcción lo podemos ver en su interior donde se venera una magnífica talla de la Virgen, fechable a comienzos del siglo XVII.


 ARQUITECTURA CIVIL

  • TORRE RIVA-HERRERA


La torre llamada “Palacio de los Riva-Herrera” o “Torrejón de Gajano” formaba parte de un conjunto de fortificaciones alineadas que salpicaban la zona de influencia de la bahía santanderina. La casa que en Gajano poseía esta familia estaba situada muy cerca de la de los Riva-Agüero.

La torre posee dos escudos, el primero se sitúa en la portalada y el segundo de ellos en la fachada principal. La tipología sigue el carácter defensivo de las fortalezas rurales. Está constituida por un cuerpo cuadrado y con sus ángulos reforzados con cubos ciegos que confieren al conjunto una mayor solidez. La casa tenía pocos vanos y al querer hacerla “vivienda a la moderna” hubo que abrirle alguno más. Sus muros están construidos con mampostería irregular y sillares únicamente en vanos y cornisa. Una pequeña portalada blasonada como la torre y algunas construcciones auxiliares completan un conjunto declarado Bien de Interés Cultural en 1992.

  • RESTOS CASA Y ERMITA DE RIVA-AGÜERO

En Gajano la poderosa familia de los Riva-Agüero construyó uno de los más importantes palacios montañeses a mediados del siglo XVII. Se encontraba a un “tiro de arcabuz” de la torre de sus parientes, los Riva-Herrera.

Apenas conservamos unos restos de la muralla que rodeó la construcción y fragmentos de algunos lienzos de la misma. Una serie de desgraciados acontecimientos acabaron por destruir esta obra, finalmente pasto de un incendio en el siglo XIX.

  • CASA LOMBA


También se conoce por el nombre de Casa de los Cuetos-Riva, Agüero o Encina. Como consecuencia del enlace matrimonial celebrado en 1629 entre D. Agustín de los Cuetos y Agustina de la Riva Agüero, resultó la construcción en este lugar de la casa llamada de la Encina, por el ejemplar que existía a su lado.

De planta cuadrada, toda ella está realizada en sillarejo revocado. Únicamente los enmarques de los vanos, cornisa y arquerías muestran los sillares que los conforman.

Se trata de una obra que conserva parte de su fábrica original, en torno a la primera mitad del siglo XVII. Presenta división en altura de dos cuerpos, marcado desarrollo longitudinal, arcada de acceso en el cuerpo bajo, amplio zaguán y cornisa. Posteriormente su trazado fue modificado ya en los siglos XVIII y XIX. Cierra el solar una magnífica portalada dieciochesca.

  • CASONA BARROCA

Cabe señalar en el Barrio Peñiro, junto a la carretera que lleva a Rubayo, la presencia de una casona con gran arco en el cuerpo bajo y sencillas ventanas en el superior. Sobresale en uno de sus ángulos la presencia de un reloj de sol, donde puede leerse la fecha de 1742.